domingo, 9 de octubre de 2011

Neurowear

Nicomimi permite a sus usuarios con estas orejitas de gatos de Neurowear expresar sus sentimientos, ya que se mueven en función de las distintas ondas cerebrales de su portador, reflejando así distintas emociones. Sirve como aparato de biorretroalimentación.
El movimiento de las orejas responde a un sensor de ondas cerebrales, depende del estado de la persona que las lleve se moverá de una manera u otra, por ejemplo cuando nos relajamos las orejas se hacen hacia abajo, cuando una persona se concentra las orejas se alzan y cuando nos relajamos y nos concentramos a la vez las orejas se alzan de forma más intensa. Además lleva consigo un accesorio de neurofashion. Necomimi sirve a sus usuarios como un espejo mental, un aparato de biorretrolalimentación a través del cual podemos detectar la relación entre nuestras ondas cerebrales y nuestras emociones y con la práctica controlarlas como si fueramos un maestro zen.

3 comentarios:

  1. Microrrelato: Orejas de burro.
    Aburrido en clase, tiro un avión de papel. El profe me pilla y me manda a la esquina con las orejas de burro "necomimi", y me paso el resto de clase con las orejas gachas.

    ResponderEliminar
  2. La tecnología está cambiando nuestra forma de actuar y dentro de poco cambiará nuestra sociedad pero lo que no estoy seguro es si será para bien o para mal.

    ResponderEliminar
  3. Hacedor de Historias, me encanta tu relato!! jajajaja creo que sería una locura que todos llevaramos esas orejas en clase.

    ResponderEliminar